Cuando equilibrarse es más que no caerse

Post.30_equilibrarseSiglo XXI, un escenario complejo en el que las presiones vienen desde cualquier frente y a cualquier intensidad. Mediante un proceso lento pero continuo, nos hemos instalado en un sistema en el que no somos lo suficientemente guapos, fuertes, delgados, exitosos … ni sanos, pero esto último casi siempre se queda al final de la lista de aptitudes a destacar de una persona. Y es un enoooorme error.

Clara Buedo, editora de Belleza y Salud en la edición española de la revista internacional Harper’s Bazaar (www.harpersbazaar.es) recoge en su fabuloso artículo de septiembre 2014 ‘Agujero Negro’ muchas cuestiones relacionadas con ello. Y nosotros le agradecemos enormemente que nos mencione como lugar de referencia para alcanzar el objetivo deseado: el equilibrio vital.

Tratar bien a la parte estructural del cuerpo

Contracturas, dolores musculares, acortamientos, … El cuerpo se ve forzado a reaccionar por el exceso o defecto de actividad, aunque en ocasiones el dolor es reflejo de algo más que un esfuerzo físico. Gracias a la ayuda de un osteópata, quiropráctico o quiromasajista, podemos devolverle la calma a nuestra ‘percha’ y relajarnos mientras la tensión va desapareciendo.

Acertar con el combustible y sacarle el máximo rendimiento al motor

Vale, no somos automóviles, pero nuestro cuerpo también necesita energía para funcionar y moverse. Lo que comemos puede que no sea lo adecuado para nuestro cuerpo según nuestra actividad, posibles intolerancias, etc. Un buen naturópata experto en alimentación podrá orientarte a rendir eficazmente. Y si, además de cuidar el combustible para el motor, mantenemos el chasis, pues mejor J. Técnicas como el drenaje manual linfático (para eliminar toxinas, líquidos, facilitar la circulación, etc) o los talleres de gimnasia abdominal hipopresiva (para tonificar y fortalecer el abdomen) nos ayudan a combinar los efectos de dieta adecuada, lucha contra el envejecimiento y recuperación del equilibrio.

Escuchar y que te escuchen; concentrarse y comprender

En algunas ocasiones, no podemos ponerle palabras a algunas preocupaciones porque, simplemente, su impacto está por debajo de nuestra consciencia. Mediante la hipnosis, y gracias a la guía del especialista, se puede facilitar la reconstrucción de eventos con el fin de resolverlos. Pero si lo que queremos es llegar de forma natural a estados en los que nuestro cuerpo se revitalice, visualice cambios y se relaje hacia el bienestar, entonces la meditación guiada es el medio.

La capacidad del cuerpo para regenerarse

Tal como expresa Clara en su artículo, tenemos “mágicos mecanismos internos que nos ayudan a recuperar el centro”. La Terapia Craneosacral Biodinámica, a través de un contacto suave e inofensivo, ayuda a resolver y eliminar traumas atrapados física y emocionalmente en el cuerpo, de los que generalmente no somos conscientes pero que nos pueden afectar en varios niveles en nuestra vida. Proporciona profunda serenidad y equilibrio, desencadenando nuestros propios sistemas de regeneración. Se imparte en sesiones individuales. Para quienes deseen convertirse en profesionales de esta técnica, hay programados cursos de prestigio internacional, como el de Body Intelligence en Madrid (www.bodyintelligence.es).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>